Una noche en el Naranjo de Bulmes

Era una mañana de 2002, exactamente el 12 de Julio, cuando Manolo Beloso y José Juan Domínguez se preparaban para escalar la pared vertical del Urriellu. Hacía buen tiempo y esperaban terminar en unas 13 horas, pero a más de 2000m de altura, la cosa se complicó y tuvieron que pasar la noche en un nicho llamado Rocasolano con poca ropa, frio y viento.

La Voz de Galicia se hace eco de una noticia original que publicó en 2002 bajo el nombre Una noche colgados en el Urriellu y la vuelve a publicar hoy con el título Manolo Beloso: «Aún puedo sentir aquella tiritona»

La historia a la cara Oeste del Picu Urriellu por la vía Rabada y Navarro 6a/A2, una lectura muy recomendable.